Sonría a la cámara


Ítems que empiezan con W

Welmy

Welmy

La Welmy es una cámara compacta de 35mm fabricada en Japón en 1954 por la firma Taisei Kōki KK con sede en Itabashi, Tokio. Esta cámara se comercializó también en los Estados Unidos bajo los nombres de Kalimar y Airequipt.

Welta Weltax Junior

Welta Weltax Junior

La Weltax es una cámara de fuelle de medio formato de cuerpo de metal, introducida por Welta en 1938. Esta empresa fue fundada en 1914 como GMBH. Durante la guerra se interrumpió la producción de la Welta Weltax, reanudándose en 1947 por VEB Welta-Kamera-Werke germen del conglomerado VEB Pentacon. Posteriormete, a principios de los cincuenta, se fabricó por Rheinmetall AG en su factoría de Dusseldorf bajo licencia de Welta y bajo el nombre Rheinmetall Weltax.

Weltaflex

Weltaflex

La Weltaflex es una TLR fabricada por Welta Kamera Werk en la ciudad de Freital, en la RDA (Alemania Oriental). El antecedente de esta cámara es la Reflekta, inicialmente fabricada por la empresa Kamera Werke C.Richter, más tarde nacionalizada y absorbida por Welta que continuó produciendo la Reflekta. Alrededor de 1955 Welta Kamera Werk lanzó ya con marca propia esta Weltaflex, una cámara del tipo TLR que en algunos aspectos es un cierto paso atrás en relación a la Reflekta II.

Welti I

Welti I

La Welti es una cámara plegable, de 35 mm fabricada en Freital, Alemania, por Welta Kamera-Werke (Waurich & Weber). Desde su aparición en 1935 tuvo como referencia a la Kodak Retina que había salido al mercado un año antes con gran éxito. La WELTI se continuó fabricando, con la interrupción de la guerra, hasta 1969, con distintos nombres (Weltini, Weltix, Watson) con algunas diferencias y con diferentes ópticas y obturadores.

Werlisa Club Color

Werlisa Club Color

Werlisa es el nombre común de una serie de cámaras, producidas en España por la empresa Certex, S.A. en Vic (Barcelona), que jugaron un importante papel en la difusión de la fotografía de aficionado en España. La Werlisa Club Color es la primera de las cámaras de la segunda generación de esta marca.

Es una cámara sencilla, funcional y económica que usa película de 35mm, con una óptica aceptable, apta para la fotografía en color. Estaba dirigida a un público sin mayores aspiraciones que tomar fotografías como recuerdo y tuvo un relativo éxito dentro del mercado español donde las posibilidades de elección eran muy escasas.